La Unesco declara parte de nuestra comarca como Reserva de la Biosfera

La parte alta del río Turia, la zona en la que dicho camino de agua se suele conocer como “Río Blanco”, ha sido designada como Reserva de la Biosfera por la Unesco y, de esta manera, se c onvierte este parage de 67.080 hectareas, en una zona característica de la diversidad del suelo y de la vegetación, sin olvidar sus habitantes no humanos y su flora tan singular.

Esta parte de la comarca de la Serranía del Turia, conserva especies arboreas propias a base de pinos, robles, enebros, sabinas… y cuenta con una fauna diversa de pájaros esteparios, liebres ibéricas, conejos europeos, sapos, erizos, reptiles e incluso especies endèmicas de peces de agua dulce com son el barbo de cola roja y el barbo valenciano.

La reserva comprende los municipios valencianos de Aras de los Olmos, Benagéber, Titaguas, Tuéjar y Chelva, pertenecientes a la comarca de la Serranía junto con Casas Altas y Casas Bajas, de la comarca de Ademuz y, Santa Cruz de Moya, en Castilla La Mancha.

Actualmente ocupan este territorio unas 4.300 personas que viven de manera permanente y que maldan por continuar conservándolo a pesar del permanente olvido que hasta la fecha han soportado. “Resulta imprencindible a partir de ahora, aplicar el fomento de la comercializacion de los productos locales de calidad reconocida, mediante el desarrollo sostenible de este territorio de la reserva” -según asegura la Unesco-

De esta manera, la reserva de la Biosfera de la cabecera del río Turia se suma a la red de reservas existentes en el conjunto del estado español (un total de 52 encalves catalogados en 15 autonomías) con la ilusión puesta en poder fijar población, al mismo tiempo que se protege el territorio.

El CELS siempre ha abogado por calificar todo el curso del río Turia como Parque Natural, con el beneficio que ello supondría para el conjunto d ela comarca d ela Serranía.