El CELS entrega las más de 8.000 firmas al Ayuntamiento de Villar

En breve las librará a la consellerías de Medio Ambiente e Industria y a la Confederación Hidrográfica del Júcar

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Villar hizo de recipiente al Acto Cívico de entrega de las más de 500 firmas recogidas por las calles y domicilios de Villar, así como de las más de 8.000 provenientes de las plataformas digitales, desde cualquier punto de la geografía valenciana y más allá.

El dossier presentado el sábado 11 de marzo de 2017, consta de 97 páginas reales en las que se dan cita las 38 hojas de firmas presenciales y una muestra de las más de 215 que agrupan las 8.000 firmas digitales procedentes de la plataforma “Change.org”.

Esta Campaña de recogida de firmas que se cierra con la entrega del Dossier, tuvo sus inicios hace tan sólo unos meses, con motivo de la celebración de las II Jornadas de la Minería, con motivo del 25 aniversario del Centro de Estudios la Serranía, que volvió a plantearse este problema medioambiental con mayor insistencia si cabe.

Se ha de subrayar el hecho que el CELS, desde sus comienzos ahora hace 25 años, siempre reivindicó la necesidad de preservar la salud pública por encima de cualquier tipo de actividad económica o social, más todavía si esta puede comportar además, un cierto trasfondo especulativo.

Durante todo este tiempo (más de 25 años) se han realizado numerosas acciones, con el fin de conseguir el objetivo final, sin que se haya podido ver una solución clara a esta reivindicación histórica. Existen documentos acreditativos, publicaciones y actas de reuniones que así lo prueban.

El acto cívico de entrega de las firmas de esta campaña, tiene la clara intención de poner de manifiesto la bondad de la democracia participativa --pieza básica de la intervención del movimiento ciudadano en la toma de decisiones municipales--. Se trata de un primer paso para consolidar el derecho de las personas a intervenir en el proceso de toma de decisiones a nivel local y constituye parte inseparable de la sociedad democrática, amparada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como diversas recomendaciones del Consejo de Europa y bajo el amparo de la Constitución de 1978, que le da carta de naturaleza a la participación.

De esta manera, el sábado 11 de marzo, día por excelencia en el que suele actuar el movimiento asociativo, se planteó en Villar este Acto Ciudadano, para hacer entrega de una reivindicación histórica de las capas sociales más concienciadas de la población.

Además de las intervenciones de los representantes locales de Izquierda Unida y del Partido Socialista Obrero Español, entregó el citado dossier, el secretario de Relaciones Institucionales del CELS, Rafael Gil Cortés, quien en su saludo público, subrayó la necesidad de restaurar los puentes entre el sector minero, la ciudadanía y la administración, para encontrar soluciones.

Rafa Gil insistió en que “las personas que han dado apoyo a esta Campaña no estamos, ni mucho menos, por la desaparición de la minería. Sabemos que ha supuesto y supone, un pilar básico de la economía local, pero creemos que es hora de corregir y minimizar los impactos medio-ambientales que ha provocado y provoca”.

El CELS y los grupos, entidades y asociaciones que se sumaron a esta campaña, nunca han puesto condición alguna para acabar con la minería; siempre se han procurado dar propuestas a las protestas y por esta razón sería interesante recuperar la Mesa local de la Minería, para restablecer puentes de diálogo entre las partes.

Así lo manifestaron los presentes y así le gustaría al CELS seguir trabajando: “con diálogo se llega a todas partes, pero somos conscientes que la sociedad que olvida su presente, está condenada a pagar un alto precio por su futuro. Ahora es el momento de dejar a las generaciones venideras, un patrimonio natural semejante al que heredamos de nuestros padres y abuelos, de nuestros antepasados”.

Acto110-10 Acto110-10
Acto110-10 Acto110-10